Taj, TJ y Taryll Jackson, sobrinos del malogrado Michael Jackson y miembros del trío musical 3J, no

han tardado en acudir a los tribunales de Los Ángeles para interponer una demanda por

difamación contra el portal de noticias Radar Online, que hace unas semanas informaba sobre los

últimos rumores asociados a los supuestos abusos sexuales cometidos por el intérprete y, de paso,

dejaba entrever que sus tres sobrinos podrían encontrarse entre los menores de edad que habrían

sido víctimas de semejante delito.

Como se desprende de la petición registrada ayer miércoles en la corte superior de la ciudad

californiana, a la que ha tenido acceso el portal The Wrap, los familiares del rey del pop exigen al

medio una compensación económica de 100 millones de dólares por "mentir deliberadamente" y

por difundir una serie de calumnias contra el cantante en relación con crímenes de los que nunca

se han hallado pruebas concluyentes.

14697115529732

"Radar Online publicó que Michael Jackson les había comprado un nuevo coche para que se

mantuvieran callados, además de que le había pagado a uno de ellos unas vacaciones en una isla

remota para que no hablaran con la policía. Esas declaraciones de Radar son puras mentiras,

fabricadas deliberadamente para difamar al cantante y humillar a su familia", reza el documento

legal con el que exponen sus argumentos.

"Aunque los demandantes son sobrinos de Jackson, pueden decir con total tranquilidad que nunca

tuvieron ningún tipo de contacto sexual con él y menos aún fueron objeto de relaciones sexuales

no consentidas", sentencia el texto.

El informe que han facilitado al juzgado los representantes legales de los tres sobrinos de Michael

Jackson también revela que la familia del cantante contactó con Radar Online este mismo mes de

julio para exigirle una rectificación del "vejatorio" artículo, a lo que el medio se negó

rotundamente. En opinión del clan Jackson, esa decisión supone un "agravante" que debería verse

reflejado en una hipotética sentencia condenatoria que no deje lugar a dudas sobre la gravedad

del delito cometido.

La conducta exhibida por Radar Online es fraudulenta, maliciosa y profundamente dañina para la

reputación de Michael Jackson y de los demandantes, por lo que la pena debería ser

ejemplarizante y la multa tendría que ser lo suficientemente elevada para disuadir a los

propietarios de seguir publicando artículos difamatorios, falsos y ofensivos", reza otro extracto del

documento remitido al tribunal.