Mucho se ha hablado sobre las redondas marcas rojas vistas en las espaldas de muchos de los nadadores y demás atletas participando en las Olimpiadas de Rio 2016, pero, de qué se tratan estas marcas? Estas son nada más y nada menos que las marcas de un antiguo tratamiento de varias culturas orientales conocido como ventosas o cupping.

Este sirve para aliviar el dolor, curar enfermedades, promover la circulación y desintoxicar el cuerpo entre muchos otros beneficios a la salud. Así que no es de extrañarse que sea un famoso tratamiento entre atletas olímpicos.

Existen distintas maneras de hacer este tratamiento, pero el método básico consiste en colocar una sustancia flameable como alcohol en una taza o copa redonda. Luego se enciende con fuego, y mientras éste se está apagando, se coloca sobre la piel ejerciendo un efecto de succión. Después de aproximadamente 3 minutos las tazas se retiran y se limpia la sangre que ha brotado sobre los poros.

Este tratamiento tiene algunos efectos secundarios como posibilidad de irritación e infección en la piel, y lamentablemente sus beneficios aun no han sido comprobados por la medicina moderna.