Si pensabas que los anillos de compromiso son parte de una antigua tradición

romántica, te equivocas. En el siglo 19 la compañía británica de los De Beers encontró una mina repleta de

diamantes en Sudáfrica. Para poder darle valor a sus descubrimientos e inversiones

hicieron una campaña de mercadeo donde dijeron que los diamantes eran una piedra

muy rara y por lo tanto muy costosa.

Los De Beers también fueron responsables de lanzar la idea que los diamantes debían

de ser utilizados para demostrar compromiso y amor eterno a la mujer. Así fue como

nació la tradición de dar una anillo de diamantes para el compromiso.

Esta es una de mas muchas historias que demuestran lo efectivas que pueden llegar a

ser la campaña publicitarias, pues aun siglos después, los hombres continúan

comprando diamantes para demostrarle su amor a la mujer.

By Michelle O